Comer & Beber. Pubs.

  Café del Árbol

Frente a la célebre plaza Dorrego, el Café del Árbol ofrece a sus visitantes un lugar privilegiado con mesas sobre la Plaza, bajo un árbol. Como su nombre lo muestra, dicho ser viviente resulta ser personaje central del bar en cuestión. Se habla de un capricho de la naturaleza, porque supuestamente nos encontramos frente a un ombú pero que no comparte con este tipo ni sus hojas ni sus frutos. Creer o reventar. Cuando cae el sol, funciona bajo techo en un local con mesas de madera de antaño y sillas Thonet. Entre violines, arañas, cacharros, aspiradoras colgadas en las paredes como las que usaban nuestras abuelas y caricaturas de Caloi que habitan en el espacio, se puede disfrutar de un excelente café, así como tragos o minutas. Cerca de la ventana, un pequeño escenario donde actúan artistas del under. Se escucha desde trova cubana, hasta covers (interpretación, vale la aclaración) de Arjona, pasando por Sabina e Ismael Serrano.

Opiniones