Comer & Beber. Restaurantes.

  Petanque

Una autentica brasserie en San Telmo, para disfrutar la mejor comida francesa.

Son las dos de la tarde, de repente un trueno apocalíptico emerge de nuestro estómago anunciando lo peor. Las opciones de siempre ya son aburridas y poco atractivas. Entonces, la mezcla de blanco, rojo y azul llama nuestra atención: es la Brasserie de Pascal Meyer y su mujer Leticia Beber, que por suerte, vinieron a responder a las necesidades de los paladares locales. Como en París, pero en San Telmo. No debe ser confundida con un bistro, tradicionalmente pequeño y mas caro. El chef, Sebastien Fouillade oriundo de Bourdeos, es el responsable de hacer sentir a los comensales como si estuvieran en la mismísima Francia; ofreciendo entradas como Caracoles Petanque, Sopa de Cebolla y Conejo con salsa de Dijon. A la hora del postre, son imperdibles los Crépes Suzette, y la Crème Brulée. Para los amantes de la bebida, además de una lista muy importante de vinos nacionales e importados, Petanque ofrece una variedad de destilados como Armagnac, Cognac, Calvados y el refrescante Pastis (licor de anis y otras hierbas mezclado con agua y hielos). Le damos dos consejos: primero, llame antes para reservar una mesa; segundo, no deje de visitar este lugar al mediodía ya que ofrece excelente comida a muy buenos precios. ¿Que es una Brasserie? Originalmente eran pequeños restaurantes que se encontraban en Bélgica y Francia cerca de las estaciones de tren para que los viajeros pudieran comer mientras esperaban. Se distinguían por ofrecer distintas clases de cervezas, vinos y platos típicos. Petanque (en referencia al tradicional juego francés de bochas), es la única brasserie de Buenos Aires auténticamente francesa, con pisos de mosaicos calcáreos, columnas con capiteles jónicos, barra de estaño, heladeras enchapadas en madera, botellas de pastis, el menú escrito sobre los antiguos espejos que visten las paredes y música de Piaf, Renaud y Gainsburg. Las mesas son ínfimas, pero no molestan en absoluto por ser fiel al estilo parisino.

Opiniones