Comer & Beber. Restaurantes.

  Refugio de Oleiros

Este restaurante pertenece a la Asociación Hijos del Ayuntamiento de Oleiros, inmigrantes españoles de un municipio de la provincia de Coluña, Galicia. Especializado en mariscos, paellas y comida española.

Aunque no es muy visible de afuera, el olor lo guiará…. Ese olorcito tan asociado a la comida gallega, a sus pescados, paellas, pucheros y cocidos, donde abunda la cebolla, el ajo, el pimentón y el azafrán. La comida es casera de buena calidad y cantidad, con muy bajo precio. Otra cosa importante, es que la cocina está abierta todo el día. La atención es tan casera como la comida: un poco lenta ya que un solo mozo se las ingenia para atender un gran salón pero ¿A quién le importa esperar cuando la calidad de la comida y el precio lo justifican? Por otra parte, Luis Alberto, es muy amable y servicial y atiende a los clientes como si fueran amigos y/o conocidos de toda la vida. Se sentirá como si fue a comer a la casa de un familiar. ¿El lugar? Dos salones grandísimos, con aspecto típico de bodegón que trata de resaltar los símbolos españoles hasta en los manteles: un largo mantel rojo y uno cortito amarillo. En un rincón hay un piano que nos llama la atención. En el otro, un televisor arriba de un pequeño escenario enfocado hacia todas las mesas nos hace pensar en cuantos partidos se habrán visto ahí. Un detalle no menor, se puede fumar. Por la tarde, se juega al truco, por lo tanto, es común escuchar algún ¡¡quiero vale 4!! Y por ultimo algo más: tenga cuidado con llamar “gallego” a cualquier comensal español que encuentre en el lugar, así sea asturiano, andaluz o lo que venga. Esta costumbre, bastante arraigada en Argentina, en general sólo produce irritación.

Opiniones