Buenos Aires, Argentina

Solo in San Telmo
Articulo

Por Heidi Fuller-love
Escritora-Fotografa freelance de viajes
Website

* Traducido por Matias Barracchia
Al ser una escritora de viajes que conduce un programa de radio mensual para British Airways, viajo constantemente, y mi primera prioridad al ser una viajera solitaria es encontrar un lugar libre de alboroto para quedarme. Asi que cuando tuve que quedarme dos meses en Buenos Aires este invierno (su verano), buscaba un pequeño y seguro departamento en un area interesante -y no muy cara- pero con acceso facil a todos los puntos de interés. Luego de mucho buscar, me decidi por Casa San Telmo.

Luego de llegar a Ezeiza con desfase horario en una cálida noche de enero, mi remis cruzó Avenida Rivadavia, asomandose por la Casa Rosada -donde Evita dio su conmovedor discurso a los obreros, y después Madonna canto “Don't cry for me Argentina” para la pelicula de Evita en los '90- y dobló en Bolivar. A travez de un laberinto de calles adoquinadas, llenas de cafés, librerias y casas chorizo (las tipicas viviendas de la ciudad con docenas de cuartos enlazados todos juntos) llegamos a San Telmo.

UN PUEBLO EN EL CORAZON DE BUENOS AIRES.

Uno de los barrios mas antiguos de buenos aires, San Telmo, fue el hogar de algunas de las familias mas pudientes de la ciudad, hasta que una plaga de fiebre amarilla las forzó a abandonar sus elegantes hogares en 1871. Aunque San Telmo despues se convirtio en el crisol de razas de distintas nacionalidades, luego de que oleadas de inmigrantes europeos hicieran de este su hogar, muchas de aquellas viejas casas siguen de pie. Luego se convirtieron en el hogar de artistas y musicos que vivieron a vivir al barrio en la decada de 1950. San telmo sigue siendo una colmena de centros culturales, pequeños teatros, cafés y autenticos salones de tango, como el mundialmente renombrado El Viejo Almacen y – como rapidamente me di cuenta - San Telmo sigue siendo como un pueblo en el corazon de Buenos Aires.

Con desfase horario en mi primera mañana, tomé rumbo hacia Origen, un café en Peru y Humberto Primo y me sente en la vereda, tomando café con leche y mojando pegajosas medialunas rellenas con dulce de leche. Este de pronto se convirtio en mi ritual de las mañanas, sentarme en la vereda a tomar café y ver gente pasar. Dia tras dia – mientras miraba vendedores tomando mate amargo, paseadores de perros atravezando media docena de perros callejeros y bailarines de tango caminando con pasos largos y espaldas rectas – entendí un poco mas acerca de este “pueblo” en donde me quedaria los siguientes dos meses.

MERCADOS Y MARAVILLOSOS ANTIGUOS CAFÉS

Explorando durante los siguientes dias, encontré una gran cantidad de tiendas y supermercados, y tambien descubrí el Mercado de San Telmo. Escondido detras de su cálida fachada, el mercado de San Telmo es una verdadera cueva de Aladdin decorada con construcciones de hierro del siglo 19, cuyos callejones estan llenos de puestos vendiendo desde juguetes antiguos hasta prendas de vestir. En el corazon del mercado tambien hay algunos cafés, en donde me encantaba almorzar café y picantes empanadas de pollo, antes de comprar mis frutas y vegetales en el mercado de comida. En mañanas lluviosas (si, hay algunas) iba para el bar El Federal, uno de los cafes historicos de Buenos Aires. Alli ordenaba un cortado (café con una pizca de leche) y me sentaba en el comodo salon trasero decorado con viejos posters y comics de Mafalda, hechos por un artista local, oliendo ricos olores de pan horneado y escuchando la lluvia caer como ducha.

TANGO Y CHORIPAN EL FIN DE SEMANA

En mi primer fin de semana en San Telmo, pensé que hubo una explosion nuclear: las veredas que usualmente tenian gente estaban casi desiertas, y skaters cruzaban las calles que solian estar llenas de autos y colectivos. Pronto aprendi a disfrutar esos tranquilos fines de semana en donde los porteños van fuera de la ciudad a Tigre, o pasan una soleada tarde en la reserva ecologica de puerto madero, comiendo choripanes de picante chorizo y tomando mate amargo mientras pasean por las largas avenidas conectadas con parques. Viviendo solo a unas cuadras de la famosa Feria de San Telmo, solia pasar las tardes de Domingo observando los kilometros de puestos vendedores de artesanias locales, y ropa de diseñadores y souvenirs en Calle Defensa. Los domingos a la noche me sentaba en uno de los cafes de Plaza Dorrego, a ver como hombres en trajes elegantes y mujeres en glamorosos vestidos bailaban tango en una de las plazas mas antiguas de la ciudad.

El Tango es un leitmotiv en San Telmo y esas trágicas melodias de tango fueron un telón de fondo para mi estadia. Hasta tomé algunas lecciones en Dandi, un historico salón de tango en Piedras. Asi que, bueno, nunca sere La Parda flora, pero moverse al compás del bandoneon fue una gran manera de conectarse con el caracteristico latido de San Telmo.

ALGUNOS TIPS

  • Buenos Aires es una gran ciudad y me he preocupado por la seguridad cuando llegue a san telmo, pero en mis dos meses de estadia no tuve ningun tipo de problema. Si, hay ladrones de carteras como en todas las grandes ciudades, pero si dejas tu pasaporte en casa, solo llevas el dinero que necesitas y eres cuidadoso con tus posesiones en lugares llenos de gente, estaras bien.

  • Si tienes un problema, o estás buscando algo, no tengas miedo de preguntar. La gente generalmente es muy amigable y siempre dispuesta a ayudar a un extraño.

  • Mientras te mantengas por calles bien iluminadas, estaras bien al caminar en San Telmo en la noche, pero es mejor tomar taxis si es muy tarde.

COMIENDO CON UN PRESUPUESTO AJUSTADO

Si comes afuera todas las noches, los precios de a poco se empiezan a sentir, pero hay lugares donde puedes comer bien con un presupuesto ajustado. Lugares donde venden comida por kilo son una buena opción. Estos lugares tipo cantina sirven una mezcla de comina china y local. Mi favorito está en Peru y Belgrano.

Para una comida buena tambien está el café con un a fachada verde en la esquina de Bolivar y Estados Unidos. Otro buen lugar para comida barata y saludable es el restaurant Peruano-chino Chifa man san.

Hay un monton de lugares para tragos y cocktails. Si quieres ver un poco de gente pasar prueba alguno de los bares en Plaza Dorrego, pero por mejores elecciones fijate los bares en la esquina de Peru e Independencia. Para guia o otras dudas echa un vistazo a la Guia San Telmo.




Un barrio para atreverse
Articulo

Por Isabel Blaser
Editora de revista "El Sol de San Telmo"
Pagina web
Hay barrios impersonales, algunos amigables, hasta prácticos -de acuerdo a nuestras ocupaciones-, tranquilos, comerciales… y, después, está San Telmo.

Como me dijo un conocido cuando hablábamos del lugar donde vivimos, “no sé si es el mejor de todos, pero es el mío y por eso lo quiero, es como si me dieras a elegir un hijo u otro… sería imposible” El barrio es un lugar donde uno despliega sus días cotidianos, no es un pasajero en él sino un caminante de sus cuadras, un conocedor de su idiosincrasia, un amigo de sus vecinos y, también, un crítico de sus males. En el caso de San Telmo, lo que es seguro es que no se puede ser indiferente porque destila inquietudes de todo tipo debido a la variedad de gente que se relaciona con él. San Telmo es la vida misma, por eso sorprende porque no sabemos con qué nos podemos encontrar en cada momento. Y esto no es bueno ni malo, solo es así.

Como todo, es factible de mejora porque el barrio es el reflejo de la gente que lo habita. La idea es que evolucione, no que cambie ya que si no sería una mala copia de otros lugares de Buenos Aires y, precisamente, lo que tiene San Telmo es la personalidad del grande, del que sabe quién es y cómo es y no necesita demostrarle nada a nadie, simplemente deja que lo disfruten los que se animan al crisol de razas, al intercambio de clases sociales, a la charla susurrante en una mesa de café o al batifondo de los tambores de la cultura afro que lo habitan desde su nacimiento. Este barrio, base de la cultura ciudadana, tiene que ser cuidado como tal, resaltando sus valores históricos y haciéndolo emblema de una sociedad que se desarrolló en él para luego crecer y despegar hacia otros sitios linderos. Esto solo puede lograrse cuando la sociedad se enorgullece de sus orígenes y no reniega de ellos. Cuando esto sucede, los visitantes asoman su curiosidad descubriendo en cada lugar un pedazo de la cultura valorada, provocando así el respeto que primero debe nacer en nosotros para luego poder infundirlo a los visitantes.

Es inexplicable el sentimiento de pertenencia que provoca vivir en él, pero no es fácil. ¡Atrévanse!.

Destacados

Perro Andaluz

Bolívar 852

Plaza Dorrego - Milonga del Indio

Defensa 1100

Centro Cultural Torquato Tasso

Defensa 1575

Habibi

Humberto Primo 527

Bicicleta Naranja

Pasaje Giuffra 308

Complejo Teatral Margarita Xirgu

Chacabuco 875

La Poesía

Chile 502

Fedro Libros CD Arte

Carlos Calvo 578